La postura adecuada del ser humano, es cuando se da una alineación de los ejes de todas nuestras articulaciones, ante todo se debe dar un equilibrio muscular entre cabeza, tronco, hombros, y cintura.

 

La alineación es la causa del equilibrio.

 

 

 

 

 

 

El desequilibrio postural implica que la persona deba adoptar una postura de compensación, forzando otras partes del cuerpo, pudiendo desencadenar una patología.

Nuestro sistema estomatogmático está localizado en la parte cráneo-facial-cervical, está compuesto por:

  • Lengua.
  • Encías.
  • Paladar.
  • Dientes.
  • Mucosa yugal.
  • Mejillas.
  • Amídgalas.
  • Región orofaringe.
  • Glándulas salivares.
  • Suelo de la boca.
  • Frenillos bucales.
  • Maxilar superior.
  • Maxilar inferior.
  • Senos paranasales.
  • Atm (articulación temporomandibular).
  • Huesos, músculos, piel de cara y cuello.

Estas partes  permiten las funciones al individuo de: comer, hablar, deglutir, sonreír, fonación, respirar, acto de succionar o besar.

Cuando existen cambios de posturas se dan contracciones musculares a nivel del sistema estomatogmático que provocan el cambio de posición de la mandíbula que adoptará nuevas posiciones a fin de seguir con su funcionamiento,es por ello que una mala postura se puede considerar como el inicio de diferentes tipos de maloclusiones.

El sistema estomatogmático está íntimamente relacionado con el cráneo y la columna cervical, en el caso que la postura de la columna este alterada, esta postura nos puede dar una patología dental.

La alteración postural más frecuente es que se da en cuanto a columna y maloclusión es una posición adelantada de la cabeza ocasionando una hiperextensión, de la cabeza sobre el cuello lo que provoca una retrusión de la mandíbula y por lo tanto una maloclusión dental, para diagnosticarlo se puede realizar mediante el examen clínico o con radiografías laterales de cráneo.

A demás la curvatura que produce en la columna se conoce como hiperlordosis.

 

 

 

 

 

 

Abrir chat