Es fundamental mantener nuestro cepillo de dientes limpio y desinfectado, de lo contrario, en vez de cumplir su función haría justo lo opuesto, provocaría infecciones en nuestra boca.

De hecho en muchas ocasiones tenemos llagas en la boca y no sabemos el porqué.

Estas heridas suelen aparecer porque introducimos en la boca objetos con una higiene mínima y que producen que nos aparezcan estas llagas. Un objeto típico es el bolígrafo, el cual metemos en la boca y mordemos después de que esté encima de mesas, estuches, etc. que no están limpios.

Con el cepillo de dientes pasa lo mismo, lo solemos dejar en el baño y no cuidamos su higiene. Con el paso de los días va cogiendo bacterias y nosotros seguimos introduciéndolo en la boca sin lavar antes. Por eso contar con un esterilizador es muy importante, ya que deja el cepillo perfecto para su uso.

Existen de varias marcas

El cepillo de dientes hay que cambiarlo si:

  • Te lo llevaste de viaje más de una semana
  • Has sufrido infección estomacal o diarrea
  • Si te han realizado algún tratamiento dental
  • Ha permanecido húmedo mas de 72 horas

 

y recuerda cada tres meses cambiarlo si es cepillo manual, el eléctrico cada mes y medio.

Abrir chat
Powered by