Aunque a priori no parecen existir diferencias, estas son algunas:

  • Los cambios hormonales afectan de manera distinta (pubertad, embarazo, antes de la menstruación y menopausia, así como durante el consumo de anticonceptivos orales).
  • El incremento de las hormonas femeninas, hace que las encías sean más vulnerables a la acción de la placa bacteriana (estos cambios hormonales aumentan la circulación sanguínea en las encías, lo que favorece una respuesta inflamatoria exagerada a la acción de las bacterias).
  • Las mujeres mayores tienen más predisposición a perder piezas dentales que los hombres (la predisposición a padecer determinadas enfermedades orales es mayor en mujeres).
  • El diámetro de los dientes es diferente.

Según una investigación publicada en el Journal of Periodontology reveló que las mujeres son más disciplinadas cuidando su boca (se cepillan los dientes casi el doble de veces que ellos ).

abuelo cepillandose

 

 

La menopausia también es un periodo crítico para la salud bucodental porque la reducción de los niveles de estrógenos propia de la menopausia disminuye el efecto antiinflamatorio que tienen estas hormonas sobre la encía.

También afecta la reducción de progesterona, que hace que haya menos densidad ósea y aumenta el riesgo de osteoporosis.

El déficit de estrógenos propio de esta etapa de la vida de la mujer altera significativamente los tejidos de la boca, donde se produce una menor secreción, modificaciones en la composición bioquímica de la saliva y desórdenes en la flora bucal.

El descenso de la producción de hormonas durante la menopausia provoca modificaciones en la mucosa bucal, las encías y el hueso que sostiene los dientes.

Dientes blanqueamiento

Esto puede alterar la forma de los dientes, que pierdan color e incluso provocar su pérdida.

 

 

 

También se producen otros síntomas como la sequedad bucal o xerostomía, el síndrome de ardor bucal, gingivitis descamativa, caries radiculares (al quedar al descubierto la zona de la raíz del diente a consecuencia de la gingivitis descamativa, se incrementa el riesgo de caries), así como enfermedades periodontales y pérdida de dientes.

Estos periodos de cambios hormonales también pueden influir en la aparición de las aftas (pequeñas úlceras que se producen en la mucosa bucal y suelen salir en el interior de las mejillas, lengua, en la base de las encías, paladar blando y en los labios).

También pueden aparecer por ansiedad o estrés, o a raíz de enfermedades como algunos tipos de cáncer (leucemias, linfomas…) o patologías autoinmunes o sistémicas.

Es necesario extremar los hábitos de higiene oral durante estas etapas y acudir de forma regular al dentista para que este valore si es necesario someterse a algún tipo de tratamiento.

FUENTE

Abrir chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar