AZÚCAR

Es un producto que se consume hace siglos. Está presente en todas las mesas. Muchas personas no pueden vivir sin él. Otras personas evitan su consumo a toda costa, hablamos del azúcar. Cada vez más seguido estamos escuchando especialistas que afirman que el azúcar causa problemas graves en la salud y que debe ser evitado. Pero muchas veces se genera confusión, porque ¿cómo puede ser algo natural –y tan consumido como el azúcar- nocivo para nuestro cuerpo? Para despejar todas las dudas y llegar a la clave, en este artículo exponemos los mitos y realidades respecto al azúcar y su papel en la salud.

AZÚCAR NATURAL / AZÚCAR AÑADIDA

El azúcar natural es la que se encuentra en los alimentos enteros, no procesados. Algunas verduras tienen azúcar, así como también algunos granos, frutos e incluso la leche; siendo los más beneficiosos para el organismo la fructosa –frutos- y la lactosa –leche-.
La sacarosa, conocida como “azúcar común” de color blanco / transparente –el cristal-. En la naturaleza se encuentra en un 20% del peso en la caña de azúcar y en un 15% del peso de la remolacha azucarera, de la que se obtiene el azúcar de mesa. Al ser ingerida se desdoblan sus componentes en glucosa y fructosa, en el intestino delgado la enzima sacarasa se encarga de convertirla, a su vez, en glucosa y fructosa. Se sabe que esta azúcar se digiere con facilidad y no genera productos tóxicos durante su metabolismo. Estos tipos de azúcares no sólo son benignos, sino que su consumo es alentado.
Ahora bien, el problema comienza con las llamadas azúcares añadidas, la que se agrega a los alimentos procesados –incluye bebidas- mediante el proceso en fábrica para servir a propósitos tales como añadir volumen al producto, agente preservante o mantener la frescura y para la fermentación, como así también para añadir sabor.
Al consumirla –mediante la ingesta de estos productos- aumentamos la posibilidad de encontrarnos con problemas médicos como diabetes del tipo 2, problemas de obesidad, caries, arrugas, problemas cardíacos e incluso reducir el colesterol “bueno” –HDL-.
Dado que el azúcar no aporta nutrientes, el azúcar añadido de los productos nos provee de calorías, pero no de nutrientes. Con esto llegamos a consumir más de las calorías que necesitamos y sin los nutrientes que el cuerpo nos pide.

AZÚCAR Y CARIES

Una reciente recomendación realizada por la Organización Mundial de laSalud (OMS) sugiere disminuir el consumo de calorías provenientes de azúcares del 10% (cifra establecida desde el 2002) al 5% de la ingesta diaria.
Incluso una reducción mayor del consumo de azúcar tendría beneficios adicionales.Un 5% de la ingesta calórica total equivale a unos 25 gramos (aproximadamente 6 cucharadas pequeñas) de azúcar al día para un adulto con un índice de masa corporal normal.

Gran parte de los azúcares que consumimos, existentes en los alimentos procesados, son una de las causas de la aparición de caries en todo el mundo, reveló la OMS en el borrador de una consulta pública sobre directrices de la ingesta de azúcares.

La caries es una enfermedad multifactorial que genera la destrucción de los tejidos del diente, como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos generados por la placa bacteriana a partir del azúcar. Todos los días la placa bacteriana se forma sobre los dientes y las bacterias metabolizan los alimentos, en especial los carbohidratos (azúcares y almidones), formando ácidos que desmineralizan el esmalte del diente, iniciando así el proceso de la caries.
El proceso metabólico, resultado de la descomposición de los azúcares de los alimentos que ingerimos, genera un ambiente ácido y aumenta el pH del medio bucal. Esto condiciona la presencia de un ambiente cariogénico en la boca, siendo éste el principal factor para la aparición y progresión de las lesiones de caries.

“La caries es una enfermedad que se puede controlar y prevenir, por lo que el desarrollo de nuevas tecnologías y productos que ayudan a la detección, prevención y tratamiento temprano de lesiones de caries constituyen un constante desafío para la profesión y la industria”.

Implicaciones sociales de la caries dental

Esta importante enfermedad afecta no sólo a los niños en edad escolar sino también a la gran mayoría de los adultos. Desafortunadamente, en etapas tempranas la caries no produce síntomas y el signo inicial, que es una mancha blanca, no es fácil de visualizar para el paciente. Por ello, el diagnóstico o control profesional cada seis meses es tan importante para prevenir y controlar este tipo de lesiones tempranas o incipientes.
Un síntoma tardío de la caries es el dolor dental y constituye causa de ausentismo laboral y escolar. Este dolor refleja que el grado de compromiso y destrucción del diente ha llegado a la pulpa o nervio dental y que el tratamiento será más complejo y costoso.

– See more at: http://clinicamima.blogspot.com.es/2015/08/azucar.html#sthash.jXRc3WGQ.dpuf

Abrir chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar